Skip to main content

¿Qué tan preparado es Honduras para los Objetivos de Desarrollo Sostenible?

Fecha publicación: 26/03/2015

Honduras es uno de los países estrella que alcanzó los Objetivos de Desarrollo del Milenio (ODM) de agua y saneamiento unos años antes de su tiempo. La pregunta ahora es si el país está bien preparado para los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), que se están aprobando ahora.

Honduras cumplió los ODM de agua y saneamiento antes de su tiempo

Antes de responder a esta pregunta, miremos una vez más hacia atrás. En el año 1990, el año de referencia para los ODM, la cobertura en agua y saneamiento en el país era de 73 y 48%. O sea, según la meta, Honduras debería llegar a coberturas de 87% y 74% en el año 2015. En el año 2012, las coberturas ya eran 90 y 80%. Extrapolando las tazas de crecimiento de cobertura, el país podría tener coberturas nacionales en agua y saneamiento de unos 92% y 84% a finales de 2015. O sea los ODM serán alcanzados, sin ninguna duda.

 

Estimativas de cobertura de acceso a fuentes mejoradas de agua y saneamiento mejorado

Meta ODM (%)

Urbano (%)

Rural (%)

Promedio nacional (%)

1990

2012

1990

2012

1990

2012

Agua

92

97

60

82

73

90

86.5

Saneamiento

70

85

33

74

48

80

74

Propuesta de ODS; ¿qué es distinto? ¿qué es nuevo?

La propuesta para los ODS en varios aspectos es distinta a los ODM, y contiene elementos nuevos. Los principales son:

  • Llegar a cobertura universal; ya no más es reducir por la mitad la población sin acceso, sino llegar a toda la población con servicio.
  • Prestar servicios de calidad y asequibilidad; en la definición de las metas de agua y saneamiento se incluyen ciertos aspectos que los servicios deban de cumplir, incluyendo la necesidad que el agua es segura; que el servicio de agua es asequible y que los servicios de saneamiento son asequibles
  • Equidad. No sólo se quiere llegar a cobertura universal, sino que el proceso de llegar ahí sea equitativa, o sea que el avance en aumentar la cobertura se realiza de forma equitativa entre diferentes grupos de la población.
  • Sostenibilidad de los recursos hídricos. Se han formulado varias metas nuevas para la gestión sostenible de los recursos hídricos, orientados a reducir la contaminación de las aguas, mejorar la eficiencia del uso del agua, implementar planes de gestión integrada de recursos hídricos y protección de ecosistemas acuáticos. El razonamiento detrás de estas nuevas metas es que servicios de agua y saneamiento no pueden ser sostenibles si el recurso hídrico como tal no es manejado de forma sostenible.

¿Qué tan preparado está Honduras para estos nuevos desafíos?

Estos representan desafíos nuevos. Promueven que Honduras – igual que todos los países del mundo – vaya aumentando su cobertura en servicios de agua y saneamiento, y que éstos sean más sostenibles. Pero qué tan preparado es Honduras para enfrentar estos nuevos desafíos?

Primero cabe mencionar que el PLANASA (Plan Nacional de Agua y Saneamiento) incluye varios de los indicadores, pero con otras metas y plazos. Por ejemplo, PLANASA define que para el año 2022, el 85% de las aguas residuales sea tratado. Lo bueno entonces es que varios de los indicadores ya están – a pesar de tener cierto desfase con los ODS – y que PLANASA entonces forma una buena base para planificar el cumplimiento de los ODS.

Segundo, tenemos que revisar cada uno de los elementos nuevos y distintos.

Universalización. Honduras no tiene metas nacionales para alcanzar cobertura universal – PLANASA aun refiere a coberturas en agua de 95%. Pero si Honduras adopta los ODS, y entonces debe llegar a cobertura universal en 2030, la cobertura tendrá que crecer con un 0.5 punto-porcentaje por año en agua y 1.1 punto-porcentaje por año en saneamiento. En los últimos años estas tasas de crecimiento han sido más altas. De este punto de vista, no debería haber problema. Sin embargo, es de esperar que alcanzar este último porcentaje de la población pueda ser más difícil. En agua, gran parte de la población sin servicios vive en la zona rural dispersa, donde – según estudios – los costos per cápita son más altos.

Mejores servicios. Honduras ha avanzado mucho en su análisis de la calidad de los servicios de agua y saneamiento, mediante instrumentos como el registro de prestadores y SIASAR. Estos instrumentos permiten analizar el desempeño general de los servicios y el cumplimiento con indicadores específicos como la calidad del agua o si las letrinas son adecuadas. Estos datos indican que un 30% de los sistemas rurales de agua no llega a los niveles de desempeño más altos (calificación A); un 7% de las letrinas no es usado, por diferentes causas, entre otros infraestructura inadecuada. Un aspecto de los ODS que aún no es capturado en SIASAR o el registro de prestadores es la asequibilidad de los servicios.

Manejo de recursos hídricos. Aunque dentro del sector der agua potable y saneamiento, se han estado definiendo acciones de manejo de recursos hídricos (como protección de fuentes, compra de terrenos en cuencas), el logro de estas metas requiere acciones de todos los sectores usuarios de agua (como riego, energía, ecosistemas). Es probable que el liderazgo para estos indicadores deba estar con los actores del sector de recursos hídricos – pero con participación del sector agua potable y saneamiento.

En conclusión

Honduras cumplió las metas de ODM antes de su tiempo, y ha alcanzado niveles de cobertura bastante altos. Ahora el país enfrenta nuevos desafíos para poder alcanzar los propuestos ODS, y está razonablemente bien preparado para enfrentarlos. Aunque el país no es tan lejos de cobertura universal, sabemos que llegar al último 10-15% de la población es más difícil y costoso, y va a requerir nuevas formas de abordaje. Afortunadamente, Honduras ha avanzado mucho en el monitoreo de los niveles de servicio en agua (y en menor grado en saneamiento). Esto nos indica que un porcentaje importante de los servicios no alcanza un grado de desempeño que se requeriría. Pero al menos se tiene las bases para ir identificando estos problemas en más detalle y definir estrategias para atacar estos problemas. Finalmente, implica que el país maneje sus recursos hídricos de forma más sostenible. Aunque el liderazgo para esto no estaría con el sector agua potable y saneamiento, el sector debe participar de forma proactiva en el mismo.

Por: Stef Smits y Andrés Gil

Entre los recursos, encuentra la presentación por el Ing Luis Eveline con las reflexiones por parte de él sobre los desafíos post 2015, que formó la inspiración para este blog

Recursos

Descargo de responsabilidad

At IRC we have strong opinions and we value honest and frank discussion, so you won't be surprised to hear that not all the opinions on this site represent our official policy.