Skip to main content

La descentralización funcional de responsabilidades relacionadas con la prestación de servicios de agua y saneamiento se ha estado implementando en Honduras desde el año 2003, cuando se aprobó la Ley Marco del Sector. A partir de este momento las Municipalidades debían cumplir una serie de funciones de titular de servicios. La descentralización fiscal que debería brindar los recursos financieros necesarios para el cumplimiento de estas funciones sólo ha venido cogiendo fuerza los últimos años. La política financiera del sector agua y saneamiento identifica los costos relacionados con el ejercer de las funciones de titularidad como 'costos de modernización del sector', o lo que internacionalmente se llaman los costos de apoyo directo. Sin embargo, la política financiera del sector no da pautas de cuánto los municipios deberían presupuestar para estos costos de apoyo.

Este estudio buscó de analizar cuántos recursos – tanto financieros como humanos - se está gastando en el apoyo directo actualmente, si estos recursos son suficientes para cumplir todas las funciones de titular de servicio, o cuál debería ser un nivel de dedicación de recursos necesario. El análisis fue hecho en unos 14 municipios asociados con diferentes caracteristicas de su ruralidad. El análisis consistió en aplicar una herramienta en Excel para sistematizar los gastos actuales del municipio, derivados de una entrevista con personal técnico del municipio y revisión de datos presupuestarios. Además consistió de hacer una estimación de las necesidades de personal y otros gastos para que un municipio pudiera cumplir todas sus funciones de apoyo directo. 

El estudio reveló que la mayoría de los municipios tienen establecida la institucionalidad debida para agua y saneamiento, y personal técnico dedicado únicamente a agua y saneamiento. En promedio, los municipios tienen una dedicación de tiempo de 2.2 FTE (empleos equivalentes a tiempo completo) para agua y saneamiento, entre personal municipal, de las mancomunidades y Secretaría de Salud. Implica que cada FTE tiene a su cargo un promedio de unos 17 sistemas de agua o 29 comunidades. El valor de este apoyo es en promedio unos 300,000 HNL/municipio, equivalente a una mediana de HNL 16/persona rural (0.68 USD/persona rural). La mitad de estos montos se dedica a dos funciones: monitoreo y asistencia técnica a prestadores de servicios.

La estimación del gasto ideal en apoyo directo indicó la necesidad de duplicar a un monto con un mediano equivalente a unas HNL 39/persona (1.68 USD/persona), con una dedicación de tiempo de unos 3.8 FTE/municipio. Aunque existe cierta variedad en las estimativas, consideramos que una mediana de HNL 40 / persona es un referente realista para municipios que quieren establecer sus presupuestos para apoyo directo.

Se concluye que las municipalidades ya están dedicando un presupuesto importante a las funciones de titularidad de los servicios, reflejado en el hecho que ya tienen institucionalidad, plataformas establecidas y que están ejerciendo ciertas funciones. Sin embargo, este presupuesto no es suficiente y tiene que aumentar aun sustancialmente para poder cumplir todas las funciones a cabalidad.

TitleFinanciamiento público municipal para apoyo directo a la prestación de servicios de agua y saneamiento rural en Honduras
Publication TypeWorking Paper
Year of Publication2017
AuthorsSmits, S., Rodrguez, M., Serrano, A.
Date Published03/2017
PublisherIRC
Place PublishedThe Hague
Publication LanguageSpanish
Abstract

La descentralización funcional de responsabilidades relacionadas con la prestación de servicios de agua y saneamiento se ha estado implementando en Honduras desde el año 2003, cuando se aprobó la Ley Marco del Sector. A partir de este momento las Municipalidades debían cumplir una serie de funciones de titular de servicios. La descentralización fiscal que debería brindar los recursos financieros necesarios para el cumplimiento de estas funciones sólo ha venido cogiendo fuerza los últimos años. La política financiera del sector agua y saneamiento identifica los costos relacionados con el ejercer de las funciones de titularidad como 'costos de modernización del sector', o lo que internacionalmente se llaman los costos de apoyo directo. Sin embargo, la política financiera del sector no da pautas de cuánto los municipios deberían presupuestar para estos costos de apoyo.

Este estudio buscó de analizar cuántos recursos – tanto financieros como humanos - se está gastando en el apoyo directo actualmente, si estos recursos son suficientes para cumplir todas las funciones de titular de servicio, o cuál debería ser un nivel de dedicación de recursos necesario. El análisis fue hecho en unos 14 municipios asociados con diferentes caracteristicas de su ruralidad. El análisis consistió en aplicar una herramienta en Excel para sistematizar los gastos actuales del municipio, derivados de una entrevista con personal técnico del municipio y revisión de datos presupuestarios. Además consistió de hacer una estimación de las necesidades de personal y otros gastos para que un municipio pudiera cumplir todas sus funciones de apoyo directo. 

El estudio reveló que la mayoría de los municipios tienen establecida la institucionalidad debida para agua y saneamiento, y personal técnico dedicado únicamente a agua y saneamiento. En promedio, los municipios tienen una dedicación de tiempo de 2.2 FTE (empleos equivalentes a tiempo completo) para agua y saneamiento, entre personal municipal, de las mancomunidades y Secretaría de Salud. Implica que cada FTE tiene a su cargo un promedio de unos 17 sistemas de agua o 29 comunidades. El valor de este apoyo es en promedio unos 300,000 HNL/municipio, equivalente a una mediana de HNL 16/persona rural (0.68 USD/persona rural). La mitad de estos montos se dedica a dos funciones: monitoreo y asistencia técnica a prestadores de servicios.

La estimación del gasto ideal en apoyo directo indicó la necesidad de duplicar a un monto con un mediano equivalente a unas HNL 39/persona (1.68 USD/persona), con una dedicación de tiempo de unos 3.8 FTE/municipio. Aunque existe cierta variedad en las estimativas, consideramos que una mediana de HNL 40 / persona es un referente realista para municipios que quieren establecer sus presupuestos para apoyo directo.

Se concluye que las municipalidades ya están dedicando un presupuesto importante a las funciones de titularidad de los servicios, reflejado en el hecho que ya tienen institucionalidad, plataformas establecidas y que están ejerciendo ciertas funciones. Sin embargo, este presupuesto no es suficiente y tiene que aumentar aun sustancialmente para poder cumplir todas las funciones a cabalidad.

Citation Key82916

Descargo de responsabilidad

The copyright of the documents on this site remains with the original publishers. The documents may therefore not be redistributed commercially without the permission of the original publishers.

Descargo de responsabilidad

The copyright of the documents on this site remains with the original publishers. The documents may therefore not be redistributed commercially without the permission of the original publishers.

Locations

Etiquetas o tags

Boletín informativo del IRC

Get the latest news delivered to your inbox.

Suscríbase ahora