Skip to main content

Apoyo a sistemas de monitoreo en El Salvador, Honduras y Paraguay

Fecha publicación: 17/12/2012

El IRC apoya al Banco Interamericano de Desarrollo en el tema de monitoreo de agua y saneamiento rural. Consiste del desarrollo de una guía de indicadores, y apoyo a la aplicación del mismo en El Salvador, Honduras y Paraguay.

En 2012, el IRC realizó una consultoría para el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) para desarrollar una guía metodológica para el desarrollo de sistemas de monitoreo de agua y saneamiento rural. Esta guía se enfoca tanto a los indicadores a incluir, así como al desarrollo de un marco institucional para esto. Además la consultoría consistió de la aplicación de la guía en tres países: El Salvador, Honduras y Paraguay. Este artículo presenta las lecciones principales del progreso en los tres países. 

Honduras 

Honduras se ha vinculado a la iniciativa regional del Sistema de Información de Agua y Saneamiento Rural (SIASAR), una iniciativa conjunta de los gobiernos de Panamá, Honduras y Nicaragua, para la gestión, planificación y monitoreo del sector de agua y saneamiento en áreas rurales. El IRC dirigió su apoyo al proceso de definición de las responsabilidades institucionales para el monitoreo, diferenciando entre la fase del ‘primer barrido ’, en el cual se hace un mapeo inicial de la situación de agua y saneamiento en todas las comunidades del país, y la del monitoreo rutinario, en la cual se actualizaría la información periódicamente. El ‘primer barrido’ será la responsabilidad de técnicos contratados o del gobierno para acelerar el proceso del mapeo.  Por otro lado el IRC está apoyando la sistematización de las primeras experiencias pilotos de aplicación del SIASAR en varios municipios del país lo que ha permitido calibrar el funcionamiento del sistema informático y hacer ajustes menores a las encuestas e identificar pequeños errores por ejemplo en los algoritmos. Para mayor información sobre el apoyo del IRC al SIASAR, ver aquí.

El Salvador 

En El Salvador no forma parte del SIASAR, y está integrando el sistema de monitoreo al sistema de información existente de la Administración Nacional de Acueductos y Alcantarillados (ANDA).  El apoyo del IRC incluyó el desarrollo de los algoritmos de calificación, con base en una propuesta de variables a recolectar por parte de ANDA. Al igual que en el caso del SIASAR, se sugiere usar una calificación de (A) a (D), para los sistemas de agua y para las comunidades. A diferencia del SIASAR, sólo se enfoca en agua y no en saneamiento, por ser una responsabilidad del Ministerio de Salud. 

Paraguay

El trabajo de Paraguay, se enfocó sobre todo en la parte de indicadores. Conjuntos de indicadores fueron desarrollados para el nivel de servicio y desempeño de los prestadores. 

 

Costos de monitoreo

Tanto en El Salvador como en Honduras, se han hecho estimaciones de costos de monitoreo, tanto para el primer barrido como para el monitoreo rutinario, según los costos de tiempo de técnicos y oficiales de gobierno central y de las juntas de agua, los viajes y viáticos y la compra de equipos. En Honduras, los primeros resultados del proyecto piloto SIASAR indican un costo cercano a 0.24 US$/por persona. La estimación para el monitoreo rutinario es de unos 0.23 US$/por persona. Como en El Salvador aún no se han efectuado aplicaciones piloto, los datos son estimaciones, y para el primer barrido se espera que sean alrededor de 0.30 US$/por persona mientras que para el monitoreo rutinario se alcanzarán los 0.10 US$/ por persona. Son valores un poco más altos que en otros países, pero se observa que el alcance del monitoreo en ambos países es más grande que el de otros países por contar con una fase de análisis más fuerte y conjuntos de indicadores más comprensivos.

Lecciones aprendidas El trabajo ha generado muchas lecciones aprendidas

El paso del análisis e interpretación a la identificación de medidas correctivas toma mucho

Los proyectos piloto en Honduras demuestran que el paso del análisis está tomando más tiempo de lo previsto. En el caso del monitoreo, la mayor parte del tiempo se enfoca en la fase de recolección de datos, al ser la más intensa, costosa y logísticamente compleja  mientras la fase de análisis y sus costos suele ser subestimada. La realidad nos permite establecer que muchas municipalidades y Juntas Administradoras de Agua Potable requieren capacitación para poder analizar la información generada, darle sentido a toda la información generada y utilizarla en los planes de actividades de apoyo en post-construcción.

Mejor entendimiento de los costos de monitoreo

Gracias a este trabajo se conocen mejor  los costos de monitoreo, un tema hasta ahora inexplorado. Los resultados demuestran que los costos son de varias decenas de centavos de dólar por persona. No es un costo insignificante, pero menor comparado con otros costos en el sector. Además se considera que deben ser vistos como una inversión para lograr una mayor sostenibilidad de los servicios.

Sostenibilidad de los sistemas de monitoreo

En muchos casos, los sistemas de monitoreo no son sostenibles. En varias instancias se logra hacer un primer mapeo, pero la actualización de la información es deficiente o la información que existe no es usada para la planificación. Aun no se sabe si los sistemas en desarrollo en Honduras o en El Salvador serán sostenibles. Sin embargo el trabajo ha generado un mayor entendimiento común acerca de los componentes necesarios para facilitar la sostenibilidad del sistema de monitoreo. Se han podido precisar además:

  • El marco institucional y la definición de los papeles y responsabilidades en cada paso del ciclo de monitoreo;

  • Los costos involucrados para los diferentes pasos del monitoreo  y la definición de quien asume los costos.

Tomando en cuenta estos componentes, es posible tener una idea más clara y realista de lo que significa el desarrollo y la sostenibilidad de un sistema de monitoreo de la prestación de servicios de agua y saneamiento. 

Recursos